Carbones o Caries de los Cereales

Sin comentarios diciembre 23, 2020

El nombre genérico de carbones abarca un gran número de enfermedades criptogámicas que, semejantes aparentemente, son de naturaleza distinta, principalmente por la diferencia de agentes causantes y por el modo de producirse la infección.

Existe cierta confusión por desconocimiento entre los agricultores de estas enfermedades ya que el tratamiento preventivo de desinfección ha de establecerse sobre las semillas antes de la siembra, siendo totalmente eficaces si se administran de un modo correcto y preciso.

Los carbones y tizones de los cereales son patologías producidas por hongos que se transmiten por medio de esporas, llamadas clamidoesporas cuya estructura membranosa las hace resistentes a cualquier inclemencia. El ataque a la planta puede tener lugar en el momento de la germinación o en el de la floración.

Cuando la infección es floral las espigas atacadas sueltan las esporas en el campo y van a parar a los estigmas de las flores de otras plantas, infectando para el año siguiente, los granos correspondientes.

Cuando la infección es germinativa, el grano está infectado exteriormente y al germinar la semilla, germina también a espora y penetra en ella ya que su cutícula es muy débil en ese momento.

Casi todas las especies que ocasionan los carbones atacan sólo las flores, aunque de forma distinta:

- Unas atacan a toda la flor, por lo que la espiga queda reducida a un raquis cubierto de un polvo negro. Lo carbones por ellas ocasionados se denominan desnudos o volantes.
Otras, atacan sólo al ovario, como ocurre en el tizón, dejando indemnes las glumas. La espiga aparentemente está sana. El polvo negro queda recubierto por el tegumento del ovario, asemejándose a un grano. Estos carbones se llaman vestidos o cubiertos.

TIPOS DE CARBONES

  Carbones o caries de los cereales Carbón desnudo del trigo (Ustilago sp.) Espigas afectadas por Ustilago tritici

Los carbones desnudos de los cereales afectan a trigo, cebada, avena, triticale y centeno y están provocados por diferentes géneros de Ustilago. Son enfermedades de transmisión por semilla, destacando que los granos infectados presentan una morfología idéntica y similar a las semillas sanas. Ustilago sp. infecta a sus plantas hospedadoras sistémicamente. Se transmite en forma de micelio latente en el interior del grano. Algunas semanas antes de salir las espigas, las esporas empiezan a formarse. Cuando se seca, las esporas son dispersadas por el viento a las flores de las plantas próximas y germinan produciendo hifas infecciosas, y se establecen como un micelio latente en el embrión antes de que las semillas maduren.

Las plantas afectadas por la enfermedad suelen ser más débiles, con aspecto clorótico, menor ahijamiento, de talla más reducida que las plantas sanas y hasta el estado de espigado presentan una mayor precocidad. Es en la fase de espigado cuando se aprecian los síntomas más visibles, en el momento que las espigas salen de la vaina que las rodea, pues cuando éstas emergen ya todos los órganos florales están completamente destruidos y en su lugar aparece una abundante masa pulverulenta, de color negro-verdosa constituida por las esporas. Las esporas se desprenden muy fácilmente y son transportadas por el viento quedando únicamente los raquis.

Carbón desnudo de la cebada (Ustilago nuda)

Producida por el hongo Ustilago nuda es, muy parecido al del trigo tomando la espiga un aspecto amorfo y pulvurulento. Las espigas enfermas emergen de la vaina un poco antes que las de las plantas sanas y son muy visibles durante la espigazón, ya que son erectas y sobresalen del resto. La masa de esporas es diseminada por el viento contaminando las plantas sanas que se encuentran en polinización. A la madurez del cultivo los raquis desnudos de las plantas enfermas suelen permanecer erectos por encima de las espigas sanas. Tratándose de una infección floral solo es efectivo el método del calor.

Carbón vestido de la cebada (Ustilago hordei)

Producida por el hongo Ustilago hordei, tiene como diferencia fundamental con el carbón desnudo, en que aquí los granos están envueltos en una débil membrana blanquecina por lo que pueden parecer normarles por su forma aunque su interior no sea más que una masa de clamidoesporas. No es posible la infección floral ya que la cutícula que envuelve las esporas permanece hasta después de la maduración de la cebada. Se trata de una infección germinal. Y al no poder penetrar las clamidoesporas en la cariópside, quedan exteriormente entre las glumas que la envuelven.

Los tratamientos con soluciones sulfato de cobre al 1% da buenos resultados.

Ainprot, Laboratorio en Madrid

Caries o tizón del trigo (Tilletia caries)

Espigas atacadas por Tilletia caries

Se trata de un hongo fitopatógeno que ataca solo al trigo y se caracteriza por la formación de teliosporas negruzcas en el interior del grano. La enfermedad también se conoce como Tizón común y Carbón vestido. Los granos enfermos pueden desprender un olor desagradable por la formación de trimetilamina en ellos. La rotura de las semillas enfermas libera las teliosporas y da lugar a que éstas se adhieran a la superficie de granos sanos o el suelo, donde pueden sobrevivir entre estaciones.

Las hifas del hongo crecen intercelular y sistémicamente en el tallo de la planta sin originar síntomas distintivos hasta que se inicia la formación de la espiga, momento en que el hongo invade las semillas donde crece extensamente reemplazando el tejido vegetal por micelio y teliosporas. La siembra de semillas infestadas o la siembra de semillas sanas en suelos donde la enfermedad ocurrió en años anteriores son pues elementos claves para el desarrollo de la enfermedad.

Ataca los granos de trigo y sus efectos son visibles al final de la temporada, siendo los granos pequeños y oscuros debido a la desnutrición y a la presencia del hongo. Las glumas quedan abiertas y laxas y es posible ver el grano recubierto de clamidosporas en el interior. Estas esporas producen una sustancia, la trimetilamina, que le da un olor desagradable y característico. Las espigas atacadas pueden reconocerse fácilmente ya que quedan más erguidas que las sanas, debido al menor peso del grano y abren las glumas dejando ver parcialmente el grano.

Carbón de la avena (Ustilago avenae)

Producido por los hongos Ustilago avenae y Ustilago laevis que producen efectos muy semejantes y admiten el mismo tratamiento preventivo.

La enfermedad no se manifiesta hasta el momento de la apertura de la última vaina floral. Aparecen en ese momento las espigas totalmente desorganizadas envueltas en una masa carbonosa y pulverulenta. Aparece alguna semilla pero completamente llena del polvo negro de las esporas. Como la avena es un grano vestido, el parásito no puede tacar los granos directamente y tiene que esperar a que la planta germine para iniciar la infección.

Las esporas permanecen en el exterior de la cariópside protegidas por las envueltas, por lo que únicamente son eficaces los tratamientos por vía húmeda que son los mismos que para el carbón vestido de la cebada.

Puntos Básicos Sobre las Caries en los Cereales o Carbones

Tanto en los carbones vestidos como desnudos, el polvo negro está formado por las clamidosporas del hongo. Su dispersión es más fácil en los carbones desnudos. Arrastradas por el viento, pueden caer en el estigma de una flor, germinan e infecta al huésped a través del estilo. La fecundación se hace normalmente, el grano se forma y crece con normalidad, pero cuando germina después de la siembra, el hongo que lleva en su interior también lo hace, y se desarrolla al mismo tiempo que la planta, sin manifestar su presencia hasta el momento de la floración. En cambio, en los carbones vestidos, la diseminación es más tardía. Las clamidosporas quedan adheridas a la superficie del grano sano y la infección se produce cuando éste germina.

Las medidas de control para limitar y reducir el ataque de estas enfermedades son:

  • Utilizar semilla certificada.

  • Caso de utilizar semilla de autoconsumo, no debe utilizarse semilla proveniente de parcelas infectadas.

  • No utilizar para siembra grano de proveniencia desconocida.

  • Ante la sospecha de que la semilla pueda estar contaminada, podrá optarse por la desinfección de semilla previo a la siembra.

  • Métodos biológicos: Pseudomonas fluorescens. Se hace un tratamiento con bacterias en la semilla, que forman una cubierta en la semilla evitando el desarrollo de estos hongos.

Bibliografía:

Luis María Villena. Estación experimental de Aula Dei. http://digital.csic.es/bitstream/10261/20151/1/Cogullada%2007.pdf.

Enfermedades de cereales de invierno: Carbones, caries o tizones. http://borauhermanos.com/enfermedades-de-cereales-de-invierno-carbones-caries-o-tizones/


Sin comentarios