La espectroscopia en un laboratorio de análisis

Sin comentarios junio 5, 2019

Un laboratorio de análisis debe contar con los equipos adecuados y el personal formado que, en conjunto, sean capaces de hacer determinaciones analíticas fiables, exactas y rápidas de determinados parámetros.

La espectroscopia NIRS, Near Infrared Reflectance Spectroscopy o Espectroscopia por Reflectancia del Infrarrojo Cercano es un buen ejemplo para ello.

Qué es la espectroscopia NIRS

Se basa en la luz infrarroja cercana, es decir, la que por su longitud de onda se acerca a la luz visible más que el resto de la radiación infrarroja. Las respectivas longitudes de onda son: para el espectro visible, de 400 a 800 nm y para el infrarrojo, de 2,500 a 25,000 nm. El infrarrojo cercano utilizado para la espectroscopia NIR va de 750 a 2,600 nm. Espectroscopia en un laboratorio de analisis

Cómo funciona la espectroscopia NIR

El material líquido o sólido que va a ser analizado es irradiado con diferentes longitudes de onda dentro del espectro NIR. Los enlaces entre los átomos vibran por la absorción de la radiación. Los que constituyen principalmente la materia orgánica son los enlaces nitrógeno-hidrógeno, carbono-hidrógeno y oxígeno-hidrógeno.

Estas vibraciones y sus diferentes longitudes de onda son analizadas en conjunto después de almacenar digitalmente la información obtenida. Constituyen un espectro particular que es característico de cada muestra. Un software analiza el espectro y genera información precisa e inmediata sobre la composición del material.

Ventajas

Esta técnica analítica presenta varios aspectos positivos dentro del proceso de producción de piensos para animales:

- Es una tecnología no destructiva. Arroja resultados sin necesidad de molturar el material.

- Permite evaluar de manera precisa la composición en cuanto a grasa, fibra, almidón, ceniza, humedad y proteína, entre otros parámetros.

- Genera resultados cuantitativos y cualitativos en pocos minutos y permite el estudio de la trazabilidad, por lo que abarata costes.

Estas tecnologías, incorporadas a un laboratorio de análisis, permiten el avance en procesos de control de calidad con la finalidad de mejorar continuamente los productos.


Sin comentarios