Control de la salmonella en granjas de aves

Sin comentarios diciembre 11, 2019

Las aves son consideradas uno de los animales más afectados por esta bacteria, por este motivo, han supuesto un riesgo para la salud pública en los últimos tiempos. Todavía hoy en día, la salmonella continua siendo un patógeno de alto riesgo de transmisión alimenticia para los humanos.

Las estrategias para controlar y prevenir la transmisión de la salmonella a humanos deben focalizarse tanto en el proceso del engorde del pollo como en su posterior almacenamiento y manipulación de la carne.

Factores que influyen de manera negativa

✔Factores animales como la edad, estado inmune y nutricional, la salud y los tratamiento recibidos pueden afecta en la prevalencia de esta bacteria.

✔Condiciones ambientales relacionadas con alta temperatura y humedad y la luz del sol potencian el desarrollo de la salmonella.

✔Reservorios o alojamientos naturales en forma de los equipos usados para tratar las aves, camas, personal, agua o alojamientos animales entre otros.


Una vez vistos estos factores, nos preguntamos cómo se introduce la salmonella en granjas de aves.


Pues bien, son muchos los medios culpables, entre otros señalamos: vehículos, ropa, calzado, herramientas, agua, piensos, basura, insectos, roedores, aves silvestres y mascotas. Debemos tener especial cuidado con estos elementos y elaborar estrategias para el control de la salmonella.

Estrategias de control de salmonella en pollos

imagen-de-pollitos

1- Control de la salmonella en la fase de producción o pre-recolección

Todos los integrantes involucrados en el proceso tiene que seguir una serie de medidas de higiene y bioseguridad. Estas medidas son esenciales y están directamente relacionadas con el funcionamiento del resto de medidas, es decir, cuando las medidas de higiene y bioseguridad no funcionan, el resto de medidas pueden fallar.

  • Las nuevas aves que se introducen deben estar libres de infecciones, medida básica y punto de inicio para prevenir futuras infecciones.
  • El estado de salud de las aves tiene que ser óptimo.
  • El acceso a las instalaciones tiene que estar restringido a visitantes que no sean importantes en el proceso.
  • Duchas y vestuarios para trabajadores y visitantes dentro de las instalaciones.

Además de las medidas mencionadas anteriormente, en la fase de producción en importante tener en cuenta principios de control de la salmonella:

  • Los pollitos con 1 día de edad deben de estar libres de salmonella. Hay que tener en cuenta la herencia materna, la salmonella se transmite verticalmente, las incubadoras y el transporte
  • El proceso de criar a los pollitos tiene que ser en un ambiente libre de salmonella, teniendo especial cuidado con los visitantes, aves silvestres, moscas y roedores y siguiendo los protocolos de limpieza y desinfección adecuados.
  • Dar a los pollitos agua saneada y piensos libres de salmonella
  • Supervisar regularmente la cadena de producción de acuerdo con las especificaciones de la legislación europea

2- Control de la salmonella en transporte, fase de recolección

Los animales tiene que dejar de comer entre 8 y 12 horas antes del momento del sacrificio. Con esto se pretende evitar la contaminación de cadáveres, reduciendo los excrementos que se puedan producir.

Cada vez que se descarguen los vehículos con las aves, se tiene que llevar acabo el protocolo de desinfección y limpieza de jaulas, contenedores y vehículos. Para ello se debería utilizar detergentes alcalinos sin espuma, limpiadoras de alta presión y los desinfectantes adecuados.

3- control de salmonella durante el proceso de matanza, fase de post-recolección

Los mayores riesgos para una contaminación cruzada en un matadero vienen de las fases de desplume, evisceración, escaldado y enfriamiento. Una de las medidas más utilizadas en esta fase es la matanza logística, es decir, aves con negativo en salmonella son sacrificadas antes de que den positivo.
Todos las herramientas utilizadas en este proceso, los tanques de escaldado y los desplumadores, se deben limpiar con detergentes clorados o no clorados espumantes, un correcto aclarado y desinfectantes para el uso alimentario.

Mantener un nivel alto en prevención, traducido en la adopción de un nivel alto de bioseguridad, ayudará a reducir significativamente al aparición de salmonella en granjas de aves. En Ainprot te podemos ayudar con el análisis de todos los elementos mencionados en este artículo.


Sin comentarios